A TODO GOL

Banfield empató 4-4 con Tigre en un partidazo para los imparciales. Mucho para corregir en el fondo pensando en lo que viene.

Facebook Twitter whatsapp

El semblante del DT y de los protagonistas post partido fue más de derrota que de empate fuera de casa. Es que Banfield lo ganaba 2-0 y se lo dieron vuelta 3-2. Porque lo pudo empatar sobre el final del primer tiempo. Y porque apenas iniciado el complemento se volvió a poner en ventaja, esta vez 4-3, y cuando el local sacó del medio, llegó al empate automaticamente. 


La faceta ofensiva fue la que ya nos tiene acostumbrada este joven equipo -en todo sentido- de Hernán Crespo. Pero la mitad de la cancha estuvo siempre partida. Y el fondo tiene todo para corregir. 


Se vienen partidos dificiles. Como River y Boca. Y Banfield necesita empezar a sumar de a tres. El trabajo en la semana será fundamental para que esos escollos se puedan convertir en batacazos. Ojalá podamos disfrutarlos. 

Publicado el: 09/2/2019

Seguir Leyendo: