YO TE QUIERO VOLVER A VER

El "Lencho" cumple 80 años de vida desde su inauguración en 1940, hasta el día de hoy, 2021. Escenario de mil batallas y, también, mil anécdotas de todos los fieles hinchas y socios que tomaron a la cancha, como su segunda casa.

Facebook Twitter whatsapp
Luego de jugar por otras canchas de la ciudad, el 6 de octubre de 1940, Banfield inauguró su propio Estadio. El Florencio Sola, en la calle Arenales, entre Gallo y Granaderos, con Lugano completando el perímetro. 

Cuando muchas personas los visitan, se quedan asombrados de la modernidad de un Estadio de más de 80 años. No solo tiene confitería, 24 cabinas para las transmisiones de los medios de prensa, oficina y Sala para las Conferencias de Prensa y hall de recepción, como tiene o podría tener todo Estadio. El “Florencio Sola”, para nosotros, simplemente “el Lencho”, tiene palcos para abonados, doble vestuario para cada equipo (local y visitante), doble vestuario para los árbitros (masculino y femenino), sala de control antidopping, dos ascensores y accesos para personas con discapacidades, pero además, entrada individual y estacionamiento para los micros que trasladan a los planteles.

Muchos lo encuentran lindo, pero para nosotros es hermoso y nos llena de orgullo. Ya hace más de un año, se eliminó el alambrado de la Tribuna Eliseo Mouriño, lo que nos marcó como el “primer Estadio de Sudamérica” en hacerlo. Ahora, seguimos con la Tribuna Fani. Y quién te dice, que un día, sea el primer Estadio del Mundo, sin limitaciones a la visual de los asistentes.

Contar todos los detalles, llevaría dos o tres notas, y todos nosotros, ya los conocemos. Pero para los ajenos al Club, sabido es que debe su nombre a Don Florencio Sola, Presidente entre 1938 y 1944 y entre 1947 y 1954 y principal motor de Banfield, y hacedor del ya por entonces, Gran Estadio.

El “Lencho” cuenta con dos récord, aun imbatibles. El mayor invicto del fútbol argentino, cuando entre 1950 y 1953, no conoció la derrota. Y la mayor goleada del fútbol argentino, con el Banfield 13 Puerto Comercial 1, con 7 goles de Juan Alberto “el Juanchi” Taverna.

Se le remodeló un par de veces, y como expresamos, es hoy muy moderno, a pesar de sus años. El campo de juego luce impecable, al nivel de los mejores del mundo. Lo que nunca se ha podido cambiar, borrar ni eliminar, es la magia de José Luis “Garrafa” Sánchez, que todavía lo recuerda, porque en el tamaño de una baldosa, en muchos de sus metros cuadrados, hizo demasiadas maravillas.

Uno podría pensar que “el Lencho” seguirá así, por mucho tiempo más, pero se equivoca. En los próximos años, ya está previsto el techado de las tres tribunas que restan. Además, el acondicionamiento del campo de juego, para adaptarse a la menos luz natural que recibirá. 

El sábado, volverá a llenarse de la presencia, el aliento y los gritos, de (en este caso) los Socios de Banfield. Volverá a alimentarse de esa sabia hermosa, que lo hace crecer y volverse inmenso.

Cuando otros dirigentes, jugadores de fútbol o personalidades visitan el Estadio, lo encuentran muy lindo. Y se lo hacen saber, a las autoridades del Club.

Para nosotros, es un “Templo Sagrado”, la “Tierra Santa”, “Nuestro Orgullo”, y todavía nos resta volver a reeditar un largo récord de triunfos encadenados, que algo me dice, está por llegar.

Publicado el: 06/10/2021

Seguir Leyendo: