HASTA SIEMPRE, MANÉ

Fue quien devolvió a Banfield a Primera División, en una situación institucional complicada. Será siempre recordado por el hincha de Banfield.

Facebook Twitter whatsapp
Llegó para trabajar en Divisiones Inferiores y se hizo cargo del equipo de Primera División cuando las papas quemaban. Iba a ser un interinato y se convirtió en uno de los técnicos más importantes en la historia del club. La gente se enamoró de ese equipo y él se ganó el respeto de todos. A los 71 años nos deja físicamente, pero vivirá en el recuerdo de todos los hinchas de Banfield, que disfrutaron del ascenso en 2001. 

Ramón Héctor Ponce, Mané para los amigos, llegó a Peña y Arenales de la mano de Silvio Marzolini, de quien fue compañero y ayudante de campo en Boca Juniors, para trabajar en la formación de nuevos jugadores. Pero, las circunstancias del fútbol lo llevaron a trabajar en Primera División. En septiembre de 2000, tras la salida de Oscar “Cachin” Blanco, le pidieron que se haga cargo hasta encontrar un nuevo entrenador. 

Fueron pasando los partidos, el equipo tenía un muy buen funcionamiento y eso le permitió seguir como Director Técnico hasta el final de la temporada. Se hizo cargo en la fecha 7, empatando 0-0 con Central Córdoba de Rosario, en condición de visitante y, a partir de ahí, no volvió a perder. En total fueron 22 partidos, entre etapa regular del campeonato y el Reducido, de los cuales ganó 13 y empató 9. 

Le llegó su chance en Primera División y los resultados no lo acompañaron. Tuvo que dejar su lugar, que fue ocupado por Luis Garisto, pero esa ya es otra historia. A los 71 años, después de luchar contra una grave enfermedad, Mané Ponce dejó este mundo físicamente, pero su recuerdo permanecerá para siempre en el corazón y la memoria de todos los hinchas de Banfield.

Publicado el: 09/7/2019

Seguir Leyendo: