ORGULLOSO ADN BANFILEÑO

Desde que aquel 11 de marzo se declaró la Pandemia por el Covid19 y de la que estamos próximos a cumplir un año, mucho ha pasado en Banfield, para bien y para mal.

Facebook Twitter whatsapp
De aquella incertidumbre, si el partido con Gimnasia, por el inicio de la Copa de la SuperLiga, se jugaba o no, hasta este presente, que no deja de sorprendernos.

Hace unas horas, Banfield volvió a ser noticia y no por escándalos, deudas o complicaciones, sino por “estadísticas sobre minutos jugados” por los juveniles surgidos de las Divisiones Juveniles del Club.

Según su descripción, el Observatorio de Futbol CIES (Autor de la Estadística), pone “a disposición del público en general muchas herramientas únicas desarrolladas exclusivamente para difundir su conocimiento sobre el fútbol”.
 
Tal vez, la gran noticia de TyCSport les haya sorprendido a muchos, menos a la Familia Banfileña. Sabemos que nuestros Juveniles, son el más rico patrimonio que poseemos. Que no solo, buscamos sacar buenos jugadores, sino principalmente, buenas personas.

Lo que sí, muchos se deben haber enterado, es que Banfield con el 76,1 de los minutos jugados por sus juveniles, llegó a la Final del Torneo, empató frente a Boca Juniors y perdió el título, por un tiro penal.

Del 2do. al 9no. (8vo. si sacamos al equipo chileno), ninguno de esos equipos, pasó a la fase Campeonato del Torneo. Esto es, de una serie de 4 equipos, ocuparon el 3er. o 4to. puesto. Una cosa es darle minutos a los juveniles de un Club y otra cosa es que esos juveniles, hagan goles, tengan excelentes actuaciones, ganen puntos, partidos y ya en la Fase de los que peleaban por el Título, hayan mantenido el nivel.

“No fue magia”, dijo alguien. Fue el trabajo de mucho tiempo, con inversión, dedicación, capacidad, esfuerzo, constancia y coherencia, y por qué no, infinito Amor. 
Pero no fue un hecho aislado, que este Banfield que como decíamos el pasado domingo, siempre nos enamora. 

En medio de las dificultades de la Pandemia, el Club pudo conseguir la transferencia de tres jugadores, en negociaciones directas de Club a Club, sin representantes, ni comisiones ni gastos conexos. Además, la salida prolija, ordenada y de común acuerdo, de otros dos jugadores. Y como si fuera poco, viene desarrollando gestiones efectivas y eficientes, para que otros jugadores del Club, puedan “sumar minutos” en otros clubes, yendo a préstamo y manteniendo el patrimonio y la riqueza, que nuestros profesionales técnicos, han visto en ellos.

Estos ingresos genuinos (aunque sabido es, no ingresan todos juntos), han servido para ordenar las cuentas del Club. Gracias al esfuerzo de los dirigentes, pero fundamentalmente, la colaboración, la comprensión y el compromiso de los empleados, y después de un año muy duro y de los últimos años, no exentos de dificultades, se puede decir que hoy, Banfield no tiene deudas. Y ojalá, esta situación, pueda seguir así, por mucho tiempo más.

Banfield, por la Pandemia, también perdió los ingresos por el Convenio con China, aunque las inversiones en infraestructura, ya se habían realizado. Vio resentidos sus ingresos por cuotas sociales, por la suspensión del Torneo de Fútbol y por las dificultades individuales, que atravesaron nuestros Socios.

Pero también el Club estuvo acompañando a esos mismos Socios y a otros, con Solidaridad y con Compromiso, porque no en vano, fuimos, somos y seguiremos siendo, Una Familia.

No es menor, que el Club ha tomado la decisión de no hacer incorporaciones y por lo que fue el primer partido del Torneo, tampoco ha visto decaer su capacidad futbolística.

Y aunque los “grandes medios” se sigan sorprendiendo y crean que “nos enteramos de una tremenda noticia”, en Banfield seguimos trabajando día a día, contra viento y marea, desde la Presidente y toda la Comisión Directiva, hasta el más reciente Socio, que tal vez ingresó en este mismo momento; desde los empleados, que son tan o más importantes, que “la Gloriosa Gente”, los jugadores, los técnicos, los deportistas de todas las actividades y los colaboradores todos, hasta los periodistas partidarios, como yo, que muchas veces, critica y protesta; y desde todos y cada una de las personas y los rincones del Club, sabemos que Banfield, no solo “es de los Socios”, sino que es de todos. Y ojalá lo podamos seguir haciéndolo tan grande, como en estos 125 años que acabamos de cumplir.

No es ni el “Manchester Banfield”, ni el “Banfield Munich”, es el Club Atlético Banfield. Para mí, “El Taladro de mi Corazón”.

Por: Marcelo Silva Larregui

Publicado el: 19/2/2021

Seguir Leyendo: