DOCE DÉCADAS Y MEDIA: DE 1956 A 1965

Las primeras elecciones de 1955 dejaron atrás la era de las autoridades surgidas del consenso de las asambleas anuales de socios. Con la aparición de las dos primeras agrupaciones, se dio inicio a la historia política de Banfield. La Agrupación Renovadora Mr. Burton, se fundó el 12 de diciembre de 1954 y su objetivo, claramente expresado en el nombre, era renovar la dirigencia, poniendo fin a lo que llamaron la Dinastía Sola. También promovían las actividades con mayor apoyo a los deportes amateurs. La otra Agrupación, que se denominó Tradicionalista, se formó con el entorno que rodeaba a Florencio Sola y ganó las primeras elecciones.

Facebook Twitter whatsapp

Los primeros presidentes de Banfield, fueron en 1955, Antonio Benito Ferranti; en 1956 Enrique Beltrán Simó; de 1956 a 1958, Alfredo Gómez; de 1958 a 1962, Valentín Suárez; y de 1963 a 1965, Juan Carlos Fontenla. Todos pertenecían a la Agrupación Tradicionalista, salvo Alfredo Gómez, que era de la Agrupación Renovadora Mr. Burton.

Con el pase de Eliseo Mouriño a Boca, en 1953 el equipo se resintió en su poderío y al año siguiente, terminó último y descendió a la Segunda División. La ausencia de Florencio Sola, también obligó a Banfield a adecuarse a las circunstancias. Y naturalmente, los primeros tiempos, fueron difíciles.

Pero como hemos dicho que la historia del Taladro es una repetición de situaciones, lo más destacado de aquellos años post Sola, fueron las destacadas actuaciones de las divisiones juveniles (mal llamadas inferiores) y fue campeón en Sexta, Quinta, Cuarta y Reserva, entre 1955 y 1958, de donde surgieron figuras como Luis Suárez, Oscar Calics y Ezequiel Llanos.

A fines de 1958, Valentín Suárez asumió la presidencia de un club, donde reinaba la desilusión de la hinchada que había dejado de ir a la cancha, para alentar al equipo. Armó un equipo con jugadores de Primera División, aunque bastante veteranos. Ese equipo de maravilla, hizo una gran primera rueda, pero al final del torneo, no consiguió el anhelado ascenso.

En 1960, llegó a la dirección técnica, Benicio Acosta, que era en la cancha, el hacedor de los grandes conocimientos de fútbol que tenía Valentín Suárez. Llegaron jugadores como Ediberto Righi, Norberto Raffo, Oscar López, Luis Maidana y Roberto Zárate. Además, de los formados en la cantera, como Adolfo Vázquez y los ya citados, Calics y Llanos. Banfield fue tercero en 1960, segundo en 1961 y campeón en 1962, logrando el ascenso.

Para los que lo vieron jugar y quienes analizan la historia, Banfield del 62’ fue de los mejores equipos del ascenso de todos los tiempos y forma el podio de “los mejores” con el subcampeón 51’ y el campeón 2009. Un equipo que supo amalgamar los buenos jugadores que llegaron al club, con aquellos que fueron subiendo desde las divisiones juveniles, que por aquellos años también eran una cantera inagotable. Fue un equipo de jerarquía, que brindaba espectáculo en cada partido. Sumó 52 puntos de 68 posibles, obteniendo un rendimiento del 76.47 %. El máximo goleador, con 86 goles a favor y la valla menos vencida, con solo 31 goles en contra.

Desde 1962 y con excepción del año 1973, Banfield jugó 16 temporadas en Primera División. Righi ocupó el arco por diez años. Y aunque en 1963 y 1964 el equipo terminó séptimo, se fue renovando año a año y creciendo en poderío. Hasta el mismísimo José Francisco Sanfilippo, llegó a jugar en Banfield, acompañado de Anacreto Peanno, Diego Bayo, Nélson López y Rubén Hugo Bertulesi.

Aunque en la primera parte del campeonato, llegó a ponerse al tope de la tabla, luego fue sufriendo algunos inconvenientes y anduvo por el quinto puesto, para terminar noveno.

 

Por Marcelo Silva Larregui

Publicado el: 10/2/2021

Seguir Leyendo: